skip to Main Content

Cientos de personas homenajearon a George Floyd en EE UU

Cientos De Personas Homenajearon A George Floyd En EE UU

AFP-. Cientos de personas despidieron este jueves en Minneapolis a George Floyd, el ciudadano negro que murió cuando un policía blanco lo inmovilizó con la rodilla al cuello, desatando una ola de protestas no vistas en décadas, en una ceremonia llena de detalles íntimos pero con un tono muy político.

Manifestaciones, por lo general pacíficas y silenciosas, tuvieron lugar nuevamente este jueves en todo el país en reclamo de justicia y del fin de las discriminaciones raciales.

Miles de personas de todos los orígenes manifestaron en las calles de Nueva York, así como en Washington, Seattle y Los Angeles, tres ciudades en las que el toque de queda fue levantado.

La indignación continuó extendiéndose fuera de Estados Unidos. En Viena, una marcha reunió a alrededor de 50.000 personas, según la policía, una de las movilizaciones de mayor asistencia en los últimos años en la capital austríaca.

El reverendo y veterano activista por los derechos civiles Al Sharpton fue el encargado de la elegía, en la que afirmó que Floyd no murió de una enfermedad común sino por un mal funcionamiento de la justicia de Estados Unidos.

«Lo que le pasó a Floyd pasa todos los días en este país», proclamó, llamando a la policía a rendir cuentas de sus actos.

«Tú cambiaste el mundo, George», agregó después que la difusión de las imágenes de la muerte de Floyd desatara una indignación inédita desde el asesinato en 1968 del activista negro Martin Luther King Jr.

«Vamos a seguir hasta que cambiemos todo el sistema de justicia», afirmó Sharpton.

La ceremonia, con música y fuertemente marcada por las restricciones del coronavirus, mezcló testimonios íntimos de la familia con la presencia de activistas como el reverendo Jesse Jackson y políticos como la senadora de Minnesota Amy Klobuchar y el alcalde de Minneapolis Jacob Frey.

El ataúd dorado con sus restos fue colocado delante de una proyección que muestra un mural pintado en el lugar donde murió Floyd, y donde ahora hay un memorial improvisado con flores y mensajes.

La mayoría de los asistentes portaban mascarillas, algunos con la leyenda «No puedo respirar», las últimas palabras pronunciadas por Floyd cuando el policía blanco Derek Chauvin lo inmovilizó presionando la rodilla contra su cuello durante ocho minutos y 46 segundos.

En un momento de la ceremonia, los asistentes guardaron silencio durante este mismo espacio de tiempo y cuando el cuerpo de Floyd entró en el lugar el jefe de la policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, se colocó con una rodilla en el suelo, en señal de respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
×Close search
Search