skip to Main Content

“Easy On Me”: una canción en la que Adele viaja entre el desamor y una nueva relación

“Easy On Me”: Una Canción En La Que Adele Viaja Entre El Desamor Y Una Nueva Relación

Una secuencia en blanco y negro pretende retratar el ayer. Un minuto de silencio interrumpido por el viento y una llamada telefónica entrecortada por problemas con la señal. Tras esto, la protagonista se sube a un auto, pone un casette y empieza a sonar la música, mientras ella deja atrás una casa. Entonces sí: la escena es completa, y Adele domina la imagen y el sonido. Lo que se escucha es «Easy On Me», el primer adelanto de su nuevo disco, 30, que -según ella misma confirmó- se lanzará el viernes 19 de noviembre.

El videoclip de este nuevo tema dialoga casi como un alterego del que ilustra al hit «Hello» (ambos fueron realizados por el director y editor Xavier Dolan, el productor ejecutivo Jannie McInnes, los productores Nancy Grant y Xavier Dolan, y el cinematógrafo André Turpin). En aquella ocasión, el video estaba grabado en sepia. Allí, Adele se bajaba de un auto, conversaba por teléfono con alguien sobre los problemas con la señal, llegaba a una casa, borraba las señales de abandono que habitan en el lugar, y se instalaba.

Con la emoción de su voz como insignia, «Easy On Me» muestra a Adele despidiendo esa casa -que ahora se pone «en venta»-, marcada por una desesperanza que se tiñe de colores sobre el final. En los versos, la artista de 33 años de edad confiesa haber cambiado para priorizar a un otro y cuenta que «no tuvo la posibilidad de elegir lo que eligió hacer». Su voz cala tan hondo que canta acompañada solo por un piano.

Todo parece indicar que la historia detrás de este tema está atravesada por su divorcio -en 2019- con Simon Konecki, con quien se casó en 2018 después de siete años de noviazgo y con quien tiene un hijo en común. «No era feliz, simplemente hacía las cosas porque tenía que hacerlas», contó Adele a la revista Vogue. Y añadió: «Ninguno de los dos hizo nada malo, no nos lastimamos ni nada por el estilo, solo quería que mi hijo me viera amando a alguien y siendo amada».

Quizás esta nueva canción sea una especie de carta dirigida a ese «alguien», que ya tiene nombre: hace un mes, Adele confirmó que está en una relación con Rich Paul, el representante de LeBron James. En las líneas de este nuevo tema, la cantante parece contarle por lo que pasó, exponer su vulnerabilidad y, de alguna manera, pedirle que la cuide.

Sin embargo, la británica explicó que no es un álbum «de ruptura», sino que invita a la introspección. «Habla del divorcio de mí misma, de cómo necesitaba reacomodarme y estar bien», sostuvo al conversar con dicha revista.

Además, en un post que compartió en sus redes sociales contó que, en los casi tres años que le llevó preparar este disco, intentó refugiarse en la rutina y en estas canciones para sentirse a salvo en medio de lo que define como la etapa más turbulenta de su vida. Según dijo, finalmente encontró la paz y -por eso- se sintió lista para sacar este proyecto a la luz.

El video de «Easy On Me» recolectó más de 8.670.000 visualizaciones en YouTube las primeras 5 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
×Close search
Search