skip to Main Content

Mitos, peligro y miedo: El sentimiento del aborto

Mitos, Peligro Y Miedo: El Sentimiento Del Aborto

Sin Escalas-El embarazo ha sido visto durante muchos años como una etapa de amor, emoción y alegría para cualquiera, llegandoincluso a imponerse como un deber entre las féminas, independientemente si estas quieren o no convertirse en madres. Durante el último tiempo, este ideal ha sido expuesto de manera distinta dando pie a discusiones en donde de un lado se exige el respeto de las decisiones personales y de otro, se repiten frases como ¨los niños son un regalo¨ o  incluso, preguntas al estilo de “¿quién va a cuidar de ti si no tienes hijos?” Hasta llegar rápidamente a argumentos en donde se arrojan a la luz problemas como las costumbres, el machismo y lo criticadas que pueden ser las chicas al tener relaciones sexuales.

El tema de ser madre o ponerle fin a ese ciclo es una decisión que aproximadamente 121 millones de mujeres tuvieron que enfrentar al experimentar un embarazo no planeado entre los años 2015 y 2019, de los cuales, 61% terminaron en aborto, según Guttamacher Institute.

La realidad de la concepción y su interrupción va más allá de creencias personales debido que su práctica ha sido, es y será algo que día a día se realizará en alguna parte del mundo. Es por ello que muchas personas exigen que se deje a un lado la carga legal que esto tiene y que condena tanto a pacientes como a los médicos que realizan el acto a meses e incluso años de prisión, dándole mayor fuerza a la clandestinidad, el miedo, maternidad obligada, abandono de bebés, crianza en situaciones deplorables y otras dificultades.

Argentina se convirtió en un ejemplo para Latinoamérica al aprobar la madrugada de este miércoles 30 de diciembre, el proyecto de ley de interrupción legal del embarazo, en el cual se estipula que las mujeres en periodo de gestación de hasta 14 semanas podrán ponerle fin a este ciclo siempre y cuando ella lo decida. Este gran avance debe ser convertido en una exigencia para dejar de lado la idea de una educación sexual a medias, en donde se responsabiliza gran parte del tiempo a la mujer, lo cual colabora a crear una cultura repleta de deficiencias que están constantemente haciendo de las suyas.

En Venezuela, es común que la educación relacionada a los cuidados en la intimidad sean limitadas a un par de frases o a la ignorancia completa de este hecho, dejando a la deriva a los jóvenes que deberán buscar ayuda en internet, con sus amigos o simplemente a la intuición, lo cual colabora en el riesgo de contraer enfermedades, tener embarazos adolescentes y el creer en mitos como ¨en la primera vez no se puede concebir¨.

Ha llegado la hora de ir más allá en temas que por mucho tiempo han sido vistos como secretos, porque de esta costumbre de ignorar solamente han quedado secuelas que para nada han favorecido a la población.

Jhosgreisy Hernández

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
×Close search
Search